skip to Main Content
Coach de vie à Paris

BIO

Soy uruguaya, ciudadana del mundo, amante de los viajes, la naturaleza y el movimiento. Viví y trabajé en Uruguay, Chile, España, Australia, Suiza y Francia (donde resido actualmente).

Me cuesta definirme con una etiqueta, ¡creo que todos somos expertos en muchas cosas al mismo tiempo!

Soy Coach certificada en desarrollo personal, consultora en desarrollo de negocios, escritora (¡estoy escribiendo mi primer libro!), me motiva ayudar a mis clientes a avanzar, encontrar soluciones, conectar personas. En paralelo y desde siempre colaboro con causas como la ecología y el bienestar animal.

Me apasiona y me toca el tema de la igualdad de género y es el tema que está en el origen de mi trabajo con las mujeres.

A nivel personal soy muy curiosa, lectora y estudiante eterna, me gustan los ambientes internacionales y tengo hobbies variados donde encuentro inspiración para mi vida y trabajo. Por ejemplo estar en la naturaleza, hacer yoga, caminar, viajar, visitar museos y la literatura.

Si quieres saber más puedes visitar mi perfil LinkedIn. 

MI MOTIVACION

Realizar un trabajo que me guste y que implique un impacto positivo para la sociedad. Contribuir al avance de las mujeres en la fuerza laboral y como líderes en el mundo.

Ser feliz, vivir de la manera más ecológica posible, respetarme. 

MI HISTORIA

A los 17 años entré a la Universidad para estudiar Relaciones Internacionales y así trabajar en el sector humanitario, cambiar el mundo, viajar y conocer otras culturas. La realidad del mercado laboral de mi país me ofreció otras oportunidades y desarrollé una carrera internacional en ventas y comercio exterior, al mismo tiempo que colaboré como voluntaria con pequeñas ONG locales.

En varias oportunidades intenté un cambio profesional y trabajar para grandes ONG, sin embargo la oportunidad no llegó y puse mi foco y mi pasión en mis viajes y mi pareja mientras seguía tomando distintos trabajos interesantes (pero no tanto como para no aburrirme y no dejarlos uno tras otro) en el área de ventas.

La vida nos prepara sorpresas y a mis casi 40 años me separé de mi esposo y perdí a mi padre, casi al mismo tiempo. Al vivir en el exterior, me replanteé mi vida entera y me di cuenta de que la oportunidad que estaba buscando para hacer el cambio que yo quería, tanto en mi vida como en la de los demás, tenía que crearla yo.

Tuve una gran toma de conciencia sobre muchas cosas: el hecho de que al poner mi vida profesional en segundo plano no vivía plenamente, ni en mi máximo potencial. Sobre cuánto había afectado esto mi vida de pareja al estar en desequilibrio las distintas áreas de mi vida. Y entendí que mi felicidad era enteramente mi responsabilidad.

Casi un año después, dejé mi trabajo y la ciudad en la que había vivido durante los últimos años y tomé unos meses para viajar, hice pequeños planes de negocios sobre diferentes proyectos que tenía en mente  y pensé en el futuro y el estilo de vida que quería tener.

Al final de ese período conocí a una coach con la cual hice un trabajo increíble. Gracias a ese coaching, entendí que había muchas maneras en que podía lograr el impacto positivo que deseaba combinando mis pasiones y mi experiencia de vida. Y que eso lo podía hacer desde ese día sin depender de trabajar para una gran organización, o de una formación especial. Solo con mis ganas, mi intención y las habilidades que ya tenía.

Me mudé de país para ser emprendedora, aprendí francés, me formé como coach personal y profesional, participé en distintos grupos de networking, desarrollé una red y creé mi empresa (en París) donde ayudo a mujeres a cumplir sus objetivos profesionales y personales para ser independientes, tener una vida equilibrada, sentirse realizadas y finalmente: para ser libres y felices.

LO QUE APRENDI

Enfocar nuestra pasión y expectativas solamente en un área de nuestra vida descuidando otras, no es positivo para nosotros ni para nuestros seres queridos. El equilibrio es la clave.

Es bueno vivir en el presente, pero es mejor hacerlo con una dirección: actuar con un propósito, en vez de reaccionar a los distintos acontecimientos.

El desarrollo personal abre puertas, da perspectiva, ofrece resultados concretos y hace posible los cambios, a veces tan necesarios.

Debemos tomar tiempo para conocernos, escuchar nuestra voz interior, ser honestos con nosotros mismos y con nuestras necesidades y asumir la responsabilidad de nuestra felicidad.

MI MENSAJE PARA TI

Trabaja y lucha por tus sueños y por cumplir tus objetivos: ¿qué puede haber más importante?

No hay momento ni edad ideales para hacer las cosas: si necesitas hacer un cambio hazlo, hazlo como puedas, ¡inténtalo!

Hacer un cambio toma tiempo, pero con ayuda, perspectiva y planificación se abren puertas.

Conócete, vive según tus valores y tus necesidades y no según lo que la gente espera de ti.

Busca tu libertad emocional y financiera.

Pon pasión en cada área de tu vida y expande tu energía positiva.

Busca ayuda cuando lo necesites y ayuda también cuando puedas.